Club de Motos Antiguas Granada

Concepto y "filosofía" del club


 



Nuestro concepto de una moto antigua 
 
Para quienes quieran participar en nuestras salidas, intentaremos explicar brevemente nuestra definición de una moto antigua.
Por "antigua" entendemos una moto que fue, o bien producida, o bien concebida y diseñada antes de la invasión de las motos japonesas a finales de los años sesenta, en la práctica, antes del año 1970.
 
Como es sabido, con la llegada en el 1969 de la revolucionaria Honda CB 750 Four se imponían de golpe en el mercado potentes motores multicilíndricos de alta cilindrada, con árbol de levas en cabeza, accionado por cadena, frenos de disco, cambios de 5 marchas, motor de arranque, etc. Aunque ninguno de estos logros tecnológicos era realmente nuevo, la marca japonesa incorporó todos estos elementos por primera vez en una moto de serie y los llevó a la carretera, para la alegría de los motoristas de a pie, que disponían por fin de motos potentes reservadas hasta entonces a la competición, que frenaban bien y arrancaban fácilmente. Como consecuencia, las motos menos sofisticadas con pedal de arranque, frenos de tambor, etc., se quedaron obsoletas. A partir de ahí comienza la época de aquellas motos a las que en la retrospectiva llamamos "clásicas" y termina la era de las "antiguas".
Por estas razones, como club de motos antiguas, nos dedicamos a motos con anterioridad al año 1970. Este año, sin embargo, es meramente orientativo, ya que en muchos paises, entre ellos España, los ciudadanos no tenían acceso a estas maravillas modernas por razones politicas y económicas. Para asegurar las necesidades del transporte, quedaron allí en producción motos con una tecnología ya desfasada, que no podemos más que calificar de "antiguas", a pesar de su fecha de producción más reciente. Los casos más extremos son las Royal Enfield Bullet con motor clásico ("Iron barrel") y cambio de 4 marchas, Jawa 250/350cc, Ural, Dnepr, Chang Jiang, etc., de carburación y con arranque de pedal, que quedaron en producción hasta hace pocos años.
Con este motivo, quienes quieran adherirse a nuestro club teniendo una moto con fecha de matriculación posterior al año 1970, que, no obstante, dispone de una mecánica antigua, deben dirigirse a esta página, para que nuestra comisión técnica decida, si la moto en cuestión es admisible.  
 
 
                                                                

  
La “filosofia” del club                                                                         
                                                                                                        
Nuestra actividad principal consiste en efectuar salidas en motos antiguas cada sábado o cada segundo sábado según la estación del año. Somos por ende un club para personas a las que realmente les gusta rodar en motos antiguas. El objetivo no es demostrar que es posible hacer muchos kilómetros con una moto antigua bien restaurada y cuidada -esto ya lo sabemos por experiencia. Nuestro propósito es más bien dar un paseo agradable de alrededor de 100 kilómetros en un grupo de amigos al ritmo de las motos de antaño, es decir, a velocidades comprendidas entre 50 y 90 km/h según la edad y la potencia de las motos que participan. Evitamos las autovías, dando preferencia a las carreteras nacionales para las cuales estas motos fueron diseñadas. Deseamos disfrutar del paisaje, parándonos de vez en cuando en los sitios más bonitos, charlando y dejándo que se enfríen los motores.     

Se entiende que, para efectuar salidas como las que organizamos, no es suficiente desempolvar la moto de su padre o de su abuelo, llenar el depósito y salir a la carretera. Este tipo de actividades supone una restauración esmerada y un mantenimiento constante de la máquina. Al no tratarse de una moto moderna, la opción del motero actual de llevarla al concesionario y olvidarse de la mecánica no existe. La moto antigua requiere (y forma) al motorista a la vieja usanza, capaz de reparar y mantener su máquina. El club asiste a sus socios, que en su mayoría no son mecánicos, sino aficionados, en la restauración y reparación de motos nacionales y extranjeras y ayuda en buscar y pedir piezas en el extranjero, todo ello sin ánimo de lucro. Restaurar y mantener las motos que luego sacamos a la calle es la base imprescindible de nuestra actividad.

Only for the die-hard few
- El Club de Motos Antiguas de Granada es -y lo seguirá siendo- un club pequeño, un club solo para los pocos incondicionales de la moto antigua. Como no admitimos ninguna moto más moderna en nuestras salidas, quedamos un grupo reducido de aficionados a las motos antiguas. No medimos el exito de nuestro concepto por la cifra de adherentes. No obstante, sin hacer proselitismo, nos entendemos como una alternativa para aquellos que se sienten incómodos en otros clubes de motos clásicas, donde se ven obligados a correr detrás de motos más modernas y potentes que su antigua.





© Enrique Svenson. Todos los derechos reservados. Creado 2013