Club de Motos Antiguas Granada

Halbstarke 2: Los Rockers de la Alemania Oriental

                                                                                                                            © Enrique Svenson
 
 
Con la capitulación de Alemania el 8. 5. 1945, el pais fue ocupado por las potencias victoriosas. Mientras que la parte occidental de Alemania fue controlada por las fuerzas americanas y sus aliados Gran Bretaña y Francia, el sector occidental quedó bajo control de la Administración Soviética Militar. El distanciamiento entre Estados Unidos y la Unión Soviética llevó a la divisíón de Alemania, que acabó en 1949 en la fundación de dos estados independientes, la Federal Republica Alemana (FRA, en alemán Bundesrepublik Deutschland BRD) en la parte occidental y la Republica Democrática Alemana (RDA o Deutsche Demokratische Republik DDR) fundada por los soviéticos como un estado comunista en el sector oriental. Berlín, situado en el sector soviético, estaba sometido a los acuerdos de Potsdam sobre la partición y el gobierno de los Aliados, pero durante la Guerra fría, se solía considerar a Berlin Occidental como parte de la FRA, mientras que Berlin Oriental formaba parte de la RDA. Como miembro del Pacto de Varsovia, fundado posteriormente, la RDA se vió excluida del Plan Marshall, una de las causas por las cuales su economía se quedo mucho detrás de la próspera economía de la Alemania Occidental.
 
 Insurrección popular del 17.6.1953
 
Una serie de manifestaciones en contra del aumento de las cuotas de producción, conocidas como la sublevación de 1953, que se conviertieron en una lucha contra el partido comunista gobernante SED, fueron sofocadas a sangre y fuego por los tanques del Ejercito Rojo. Estos acontecimientos, así como la economía de escasez crónica, llevaron a muchos ciudadanos a huir a la Alemania Occidental. Para hacer frente a la pérdida preocupante de su población activa por esta emigración, Walter Ulbricht (arriba, inset), un estalinista ferviente y de facto jefe del gobierno, hizo construir en 1961 el "Muro de Protección Anticapitalista".
 
Construcción del muro de Berlín
 
La influencia de la dominante cultura americana, que revolucionó la Alemania occidental, no se detenía ante la Cortina de Hierro, que no se cerró herméticamente hasta 1961.
 
 
El rock 'n' roll y los Halbstarke del otro lado de la frontera dejaron electrizados a muchos jóvenes en la RDA. El choque cultural era enorme: ¡jóvenes haciendo torceduras obscenas a ritmos salvajes en las pistas del baile! Además, llevan vaqueros y chaquetas de cuero negro y lucían peinados engominados con tupé ("Entenschwanz"). El partido comunista SED lo tiene claro: "El proceso de descomposición del capitalismo ha entrado en su última fase". En su opinión, el rock 'n' roll es un "cañón de la Guerra Fría" muy a tomar en serio. Los disturbios, sobre todo en Berlin Occidental, pero también en otras ciudades de la Alemania Occidental después de unos conciertos de Bill Haley en 1958, sirven a la propaganda oficial como ejemplo de lo que la "incultura americana ocasiona en los cerebros de los jóvenes". Más aún: esta música quiere "idiotizar y embrutecer sistemáticamente" a la juventud para convertirla en un "instrumento dócil de la política de guerra de la OTAN". Sobre todo Walter Ulbricht comentaba los tumultos en la otra parte de Alemania con malícia. La alegría del mal ajeno no le iba a durar mucho, porque pronto se sucedieron disturbios con docenas de "Rowdies" (gamberros) o "admiradores de Presley", como se llamaba a los Halbstarke en la Republica Democrática, también en ciudades como Magdeburgo, Halle o Karl-Marx-Stadt (Chemnitz). Muchos jóvenes fueron arrestados y condenados a penas prolongadas de privación de libertad.
 
 
Lipsi
 
En 1959, el gobierno intenta un contraataque cultural con la introducción de un "baile moderno", el "Lipsi" (forma abreviada de "lipsiensis", "de Leipzig") para contraponer una "cultura de baile socialista" al rock 'n' roll. Los "gamberros", lógicamente, se mofaron del Lipsi. En abril de 1959 tuvo lugar una "manifestación Presley" en Leipzig (la ciudad del Lipsi), con cientos de jóvenes tomando las calles y escandiendo "viva Elvis Presley, no queremos ningún Lipsi".
Sin embargo, escuchar rock n' roll no era fácil. La radio y la televisión solo emitían música conforme con el gusto oficial, de modo que las únicas estaciones de radio que emitían rock n' roll y que fueron recibidas en Alemania Oriental eran la emisora de los soldados americanos AFN, cuyas ondas llegaron hasta Dresde, el RIAS ubicado en Berlin Occidental y radio Luxemburgo. Como el régimen estalinista veía a los "admiradores de Presley" como una amenaza real de su poder, empezó a criminalizar sistemáticamente a quienes se vestían como Brando o Dean y escuchaban rock 'n' roll.
 

Foto procedente de un informe policial de una causa penal contra los miembros del Club de Rock n'Roll de la ciudad de Schmölln, acusados de haber portado por las calles de Pönitz un cartel en el que pone:
– Elvis Presley – ¡el ídolo! Queremos tan sólo rock 'n' roll (1958).
 
Los clubes de rock 'n' roll que se habían formado en varias ciudades con el fin de escuchar discos entre amigos o de visitar juntos eventos para bailar, fueron observados e infiltrados por la policía local y por agentes del STASI (Servicio Secreto de Seguridad del Estado – la policía política de la RDA). Uno de sus informes hablaba incluso de jóvenes vestidos de vaqueros que practicarían el Judo de forma peligrosamente desarrollada. En realidad, estos jóvenes no practicaban artes marciales para afrontar las fuerzas del estado, sino bailaron simplemente rock 'n' roll. Sin embargo, para el STASI, estos clubes de música eran peligrosas bandas criminales. Cuanto más que – al contrario de lo que pasó en Alemania Occidental – muchos ciudadanos mayores se ponían del lado de los jóvenes, cuya protesta servía también a la generación de mayores como válvula de su propio descontento con el régimen. Los autoridades calificaban estas actividades como amenaza de la seguridad del estado y condenaron a los "cabecillas" a penas severas.
 
IFA BK 350 cm³ dos tiempos
 
La penuria de la posguerra en la Alemania Occidental hizo que los jóvenes rebeldes generalmente no pudieran acceder a un ciclomotor o una moto, a pesar de que se producían ya motos de 250 e incluso 350 cm³ en los años 50 como la AWO 250 (véase más abajo) o la IFA BK 350 (arriba), con motor boxer de dos tiempos y transmisión por cardan, producida de 1952 – 1959 por la fábrica MZ (Motorenwerke Zschopau). Dejando la corta edad de los chicos aparte, estas motos maravillosas tenían sólo una pequeña pega: quedaron reservadas exclusivamente para los ciudadanos privelegiados del "Estado de los trabajadores y agricultores" socialistas.
 
Dos jóvenes con ciclomotores Simson "Habicht" (Azor, izqu.) y "Schwalbe" ("Golondrina", der.) en los años 70.
 
A partir de los años sesenta los ciudadanos sólo podían comprar ciclomotores de la marca Simson (arriba) o las monocilindricas MZ de dos tiempos declinadas en 125, 150, 175, 250 y 350 cm³. Pero los primeros grupos de "Rockers" en motos en la Alemania Oriental eran un fenómeno de los años setenta y sobre todo, de los ochenta.
 
 
Su música favorita, logicamente, ya no era el rock 'n' roll, sino el rock de los años 70; la chaqueta de cuero negro concurría ahora con la chaqueta vaquera, y el copete fue sustituido por una melena hippie.
 
Grupo de jóvenes con motos MZ en Cottbus 1973
 
 
 
Empezaba la moda de los choppers, desencadenada por la película Easy Rider (1969). Más tarde, en los años 80, estaba claro que, un Rocker que se precie, no podía bajo ningún concepto conducir una moto de dos tiempos. Pero, ¿de dónde sacar una moto de cuatro tiempos, ya que en la RDA se producían tan sólo las MZ de dos tiempos? La única solución era desempolvar las viejas motos de los años 50 con motor cuatro tiempos, que se encontraron todavía abandonadas en algunos cobertizos. Así experimentaron un renacimiento las EMW 350 cm³ y sobre todo las AWO 250 cm³.
 
EMW R 35
 
Desarrollada en 1937 por BMW, la producción de la BMW R 35 fue trasladado al principio de la guerra a la fábrica de la marca en Eisenach (Thüringe) por la producción de aviones en la fábrica de Münich. En 1940 dejó de fabricarse, pero un stock importante de piezas sobrevivió la destrucción de la fábrica en 1945. Los soviéticos ordenaron reanudar la producción, y el modelo fue fabricado con significativas mejoras hasta 1955 bajo el nombre EMW (Eisenacher Motorenwerke). De los alrededor de 90.000 ejemplares producidos, 27.000 fueron exportados.
 
 
Mucho más importante era la producción de la AWO 425, de la cual fueron fabricados 212.000 ejemplares entre 1950 y 1961, primero por la soviética sociedad anónima AWOTELO, a la que pertenecía también EMW, luego por Simson en Suhl. Parecida a la BMW R 23, la AWO 425 T (4 de cuatro tiempos y 25 de 250 cm³, T de Turismo), que era más moderna que la EMW, alcanzó el estado de culto, sobre todo entre los Rockers. En 1956 apareció una versión más potente – de hecho un rediseño completo – la AWO 425 S ("Sport-AWO") – con 14 CV (en 1961: 15,5 CV) frente a los 12 CV del modélo de turismo.
 
 
El modelo "turismo" ("Touren-AWO"), por su cuadro más bajo, resultó ser ideal para trasformarla en un "chopper". A causa del difícil suministro de piezas en la RDA había que improvisar mucho. Sobre todo las magnetos vestustas causaron dificultades. Manillares altas o estriberas adelantadas, por supuesto, no fueron suministradas tampoco por la economía dirigida por el régimen socialista.
 
 
Todo había que fabricarlo de forma artesanal, desde los manillares doblados a mano o las cabezas de águilas, hasta los depósitos de gasolina en forma de ataudes. Las horquillas provenían muchas veces de una MZ, prolongadas con tubos enroscados y tapados con casquillos, etc.
 
 
Un efecto negativo era, desgraciadamente, que aquellos, que no disponían de una AWO o EMW, fueron excluidos. A los proprietarios de una MZ se les negaba simplemente el acceso al terreno de las fiestas.
 
 
Después de la caída del muro en noviembre 1989 y con la reunificación alemana, los Rockers del Este se adaptaron al estilo de los Bikers de la Alemania Occidental. Se fundaron clubes de motos (M.C.) según el modelo americano y las AWO desaparecieron otra vez en los garajes y cobertizos, reemplazadas por los hierros de Milwaukee. Sin embargo, en el contexto de la Ostalgie (la nostálgia del Este, es decir de la antigua RDA), alimentada en gran parte por la decepción que causaron el capitalismo salvaje y la venta de fábricas enteras en la antigua RDA por el precio simbólico de un Euro, las AWOS (como las MZ) se convertieron en una afirmación clara a favor de los valores auténticos de los Rockers del Este.
 
EMW R 35 "customizada"





© Enrique Svenson. Todos los derechos reservados. Creado 2013